El alcalde de Munich abrió el sábado el primer barril de cerveza en la 178va edición del tradicional festival popular alemán de la "Oktoberfest".

Con solo dos poderosos mazasos y el anuncio de "O'zapft is" — "Está abierto" — el alcalde Christian Ude insertó el primer grifo en el primer barril de los miles que se consumirán durante el festejo.

Se espera a más de 6 millones de turistas de todo el mundo en las carpas expendedoras de cerveza en Munich para festejar la Oktoberfest, o festival de octubre, en los próximos 17 días.

El año pasado los asistentes consumieron 7,1 millones de jarras de a litro (2 pintas) de cerveza. Este año la jarra, llamada "Mass" en alemán, superó la marca de los 9 euros y se vende a 9,20 euros (12,66 dólares).

Las autoridades alemanas aumentaron este año las medidas de seguridad en torno al recinto de la feria, aunque reconocieron que no existe una amenaza específica.