Al cumplirse el séptimo año del asesinato del catedrático y defensor de derechos humanos Alfredo Correa De Andréis, sus familiares conmemoraron el sábado el aniversario con una misa y celebraron la condena hace tres días de un ex jefe de la policía secreta que según la Corte Suprema de Justicia coadyuvó en el homicidio.

"Han sido siete años de mucho dolor, de mucha tristeza y de mucha angustia", dijo en entrevista telefónica Magda Correa De Andréis desde el municipio de Ciénaga, departamento de Magdalena, 700 kilómetros al noroeste de Bogotá, donde su hermano asesinado había nacido en octubre de 1951.

La Sala Penal de la Corte Suprema condenó el miércoles a 25 años de cárcel al abogado Jorge Noguera, ex director entre 2002 y 2005 del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) --la policía secreta-- por sus probados nexos con bandas paramilitares y por su participación en el homicidio de Correa De Andréis, perpetrado por paramilitares el 17 de septiembre de 2004 en la ciudad de Barranquilla, a unos 700 kilómetros al noroeste de la capital colombiana.

Noguera, cuyo cargo como director del DAS dependía directamente de la Presidencia de la República, siempre ha pregonado su inocencia.

"Recibimos esa condena con mucha complacencia. Por un lado, al fin se hizo algo de justicia; por otro, nosotros esperábamos una condena más severa, pero acatamos la disposición de la Corte Suprema", comentó Magda Correa.

Tres meses antes de ser asesinado, el profesor Correa De Andréis fue detenido durante un mes y sindicado de ser ideólogo en la Costa Caribe de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"En el séptimo aniversario sentimos un gran alivio porque (con la sentencia de la Corte) se demuestra la inocencia de Alfredo", expresó Correa.

Después se demostró que el proceso contra el humanista había sido un montaje urdido desde el DAS con la ayuda de paramilitares. Según la Corte, "el DAS actuó en connivencia con (paramilitares)... para inicialmente hacer ver al profesor Alfredo Rafael Correa De Andréis como un subversivo y después proceder a ejecutarlo".

Era sociólogo y profesor de las universidades del Norte y Simón Bolívar, en Barranquilla, y se destacó por su trabajo académico y social con población en situación de desplazamiento en los departamentos de norteños de Bolívar y Atlántico.

"Era un secreto a voces que el asesinato de mi hermano había sido un crimen de estado", observó en diálogo telefónico el periodista Raúl Correa De Andréis. "Como que de repente los 25 años (de condena contra Noguera) son muy poco, pero algo es algo".

Agregó que "en medio de la impunidad que caracteriza a este país (la condena contra Noguera) es una bendición", agregó.

En tanto, Magda Correa advirtió que "el día que mataron a Alfredo, prácticamente mataron en vida a toda nuestra familia". Ella cree que sus padres, Alfredo y Eloísa, "que están muy viejitos... se han mantenido vivos en este mundo esperando ver que se hiciera justicia en el caso de su hijo".