Cientos de manifestantes se dieron cita hoy en el sur de Manhattan con el fin de ocupar las calles del centro financiero de Wall Street "durante meses", inspirados por las protestas de la primavera árabe y de los "indignados" en España.

Hacia el mediodía en Nueva York (16.00 GMT), docenas de personas comenzaron a concentrarse en el parque Bowling Green de Nueva York, donde se encuentra la famosa escultura del toro embistiendo que se ha convertido en icono de Wall Street.

Con el lema "Toma al toro por los cuernos" en sus panfletos, los organizadores del movimiento "Occupy Wall Street" buscaban atraer a "unas 20.000 personas" que montaran un campamento con "camas, cocinas, y barricadas pacíficas para ocupar Wall Street durante unos meses", según indica la declaración de objetivos en su página web.

"Como nuestros hermanos y hermanas en Egipto, Grecia, España e Islandia, planeamos usar la táctica revolucionaria de ocupación masiva de la primavera árabe para restaurar la democracia en Estados Unidos", señalan los organizadores.

A la campaña, iniciada por activistas anónimos y respaldada por la revista canadiense sin ánimo de lucro Adbuster, se unió en julio el grupo anarquista Anonymous, conocido por sus ataques piratas informáticos, que se ofreció a retransmitir en directo el acontecimiento en Internet.

La base de la protesta, según los organizadores, es una reacción a los beneficios garantizados a las personas que acumulan mayores riquezas en el país, y que sin embargo están exentos del pago de impuestos.

"Lo que tenemos en común es que somos el 99 por ciento de personas que no tolerarán más la codicia y la corrupción del otro 1 por ciento", reza la declaración de intenciones.

El Departamento de Policía de Nueva York, que cerró al tráfico las calles principales del distrito financiero, no ha ofrecido por el momento cifras oficiales de asistencia, aunque varios medios de comunicación hablaban de cientos de personas.

En la red social Twitter, la etiqueta #occupywallstreet, convertida en una de las más populares del día desde la mañana, fue reemplazada horas más tarde por #takewallstreet, después de que los organizadores de la campaña denunciaran el "bloqueo" de la primera.

La mayoría de los asistentes, según la web oficial, eran "jóvenes, sobre educados y mal pagados", que no creen en la violencia y tienen "el interés de devolver los Estados Unidos a las manos de los ciudadanos individuales".

El grupo planea organizar concentraciones similares en otros puntos del país, la primera el próximo 6 de octubre en Washington.