LOS ANGELES, EEUU.- Hacer show es parte de una velada, para crear expectación. Pero pocas veces es inventado, como en el combate entre el mexicano Saúl Alvarez, quien expone la corona Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el mexicoamericano Alfonso Gómez, en la pelea estelar de este sábado en el Staples Center.

Tras la ceremonia de pesaje, el último cara a cara entre ambos púgiles fue tenso. A un paso de los golpes. El odio deportivo está al máximo.

A un lado quedó el rap donde Gómez se burló de Alvarez.

A un lado quedó el desden del 'Canelo' Alvarez por un rival al que asegura noqueará.

Se traen ganas en serio.

Alvarez busca golpe a golpe la consolidación como monarca mundial, para lograr el reconociemiento unánime. Gómez quiere robarse la gloria. El tiempo se le acaba y las opciones titulares desaparecen poco a poco.

Promesa de triunfo...

"Le puse mi cara para que sepa lo que le espera en el ring", dijo Saúl Álvarez. El rey de los superwelters lució muy relajado y convencido de que su preparación le dará la victoria este sábado.

"Me hace feliz que Gómez se haya preparado muy bien, eso se nota, porque eso significa que será una gran pelea y no tendrá pretexto al perder", señaló Álvarez.

"Tenía ganas de noquearlo cuando lo tuve frente a frente. No sabe con quien se metió. Ese título mundial es para mí; esta pelea cambiará mi vida y quiero dar un gran espectáculo", expresó Gómez.

El campeón del mundo Saúl "Canelo" Álvarez y su retador Alfonso Gómez libraron la balanza en ceremonia muy concurrida.

Álvarez (37-0-1, 27 KO's) subió primero a la báscula electrónica, registrando 153.6 libras y mostrando un físico impresionante.

Gómez (23-4-2, 12 KO's) marcó 152.6 libras y luciendo bien físicamente.