Organismos humanitarios de Argentina recordarán el próximo domingo al albañil Jorge Julio López, testigo clave en juicios por crímenes de la dictadura militar (1976-1983), desaparecido hace cinco años.

Los actos de homenaje se realizarán en La Plata (60 kilómetros al sur de Buenos Aires), ciudad natal de quien es considerado como "el primer desaparecido de la democracia".

Ese mismo día, cuando se cumplirán cinco años de la desaparición de López, también se realizará un acto en la capital argentina, organizado por la agrupación Encuentro, Verdad y Justicia.

López fue visto por última vez el 18 de septiembre de 2006, cuando se dirigía a escuchar la sentencia en el juicio por el que el excomisario de policía Miguel Etchecolatz fue condenado a prisión perpetua por delitos de represión, proceso en el que el albañil fue testigo de cargo.

López, que al momento de ser visto por última vez tenía 77 años, identificó al excomisario Etchecolatz como uno de sus torturadores cuando estuvo secuestrado durante dos años y medio en una de las cárceles ilegales instaladas por el régimen militar.

El lunes pasado se inició en La Plata un nuevo juicio contra Etchecolatz y otros 25 acusados por crímenes de lesa humanidad cometidos contra 280 víctimas durante la dictadura, entre ellos el propio López.

La Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires aseguró hoy en un comunicado que la desaparición de López tuvo la intención de "instalar nuevamente el miedo y el terror", pero aseguró que esto "no logró su cometido".

"El juicio y castigo a los responsables de los crímenes de lesa humanidad es hoy en la Argentina una política de estado", destacó la comisión.