El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, pidió a los 17 gobiernos de la eurozona "disciplina" en el trabajo y a la hora de expresar sus puntos de vista sobre la crisis y el rescate a Grecia.

"Tenemos que regresar al trabajo con disciplina... He insistido a mis colegas que seamos lo más disciplinados posible cuando expresamos nuestros puntos de vista", señaló Juncker en la rueda de prensa posterior a la reunión del Eurogrupo al ser preguntado por la constante cacofonía y declaraciones contradictorias y disidentes en el seno del grupo sobre la crisis y el futuro de Grecia.

"No" dijo únicamente cuando le preguntaron si es optimista de que Europa llegue a hablar con una única voz.

También manifstó, en tono de broma, al equivocarse en una fecha, que "todo el mundo en la eurozona está desorientado".