La deuda de las administraciones públicas españolas se situó en el 65,2 % del Producto Interior Bruto (PIB) en el segundo trimestre, tras crecer el 16,51 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 702.806 millones de euros.

Según estos datos, difundidos hoy por el Banco de España, en los seis primeros meses de 2010 la deuda española representaba el 57,2 por ciento del PIB, con lo que en un año aumentó 8 puntos porcentuales.

Respecto al primer trimestre de 2010, el incremento fue del 2,92 por ciento, ya que entonces ascendía a 682.854 millones.