La vicepresidenta de la Comisión Europea (CE), Viviane Reding, pidió hoy mayores cambios en el sistema judicial europeo para que "no olvide" a las víctimas del crimen y del terrorismo, después de haberse centrado durante mucho tiempo en la previsión y la persecución de esos fenómenos.

"Las víctimas deben estar en el corazón del sistema penal", alegó la comisaria durante el VII Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo, que se celebra estos días en París con la presencia de afectados procedentes de 35 países.

Reding reiteró la necesidad de encontrar "unas reglas procesales mínimas, sólidas y transparentes" en el seno de la Unión Europea (UE) que eviten tanto que "los verdugos escapen de la Justicia", como que las víctimas sean "olvidadas" por el sistema policial y judicial.

Recordó, en ese sentido, la nueva hoja de ruta europea aprobada el pasado junio a favor de las víctimas de delitos, incluido el terrorismo, que preconiza para las víctimas igualdad en cuanto a derechos y garantías, sea cual sea el lugar donde se cometa ese delito dentro de la UE.

Entre otros derechos, ese proyecto pide ampliar la noción de "víctima de la criminalidad" a familiares y allegados, y asistencia jurídica o formación obligatoria para los profesionales que asesoren a las mismas.

También establece el derecho de información a las víctimas en el transcurso del proceso judicial a los criminales, y pide a los estados miembros que tomen medidas para garantizar la protección de la vida privada de los afectados frente a los medios de comunicación.

Reding consideró que con ello se garantiza "que todas las víctimas son tratadas de forma apropiada", pero remarcó que tan solo es "una primera etapa", que se reforzará cuando el año que viene la CE proponga mejoras para "garantizarles el acceso a una indemnización justa y apropiada".

Todo ello para evitar que, después de un atentado, los poderes públicos "se centren en la investigación y se olviden de las víctimas".