Un funcionario boliviano descalificó el viernes el informe de la administración estadounidense según el cual el gobierno de Evo Morales "ha fallado de manera demostrable" en la lucha antidrogas en los últimos doce meses.

"Nosotros no hemos fallado, combatimos el cultivo excedente de coca respetando los derechos humanos. El informe de Estados Unidos tiene un sesgo político y elude su propia responsabilidad", replicó el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, César Navarro.

"Afrontamos esta lucha de manera soberana sin permitir la injerencia de Estados Unidos que cree que tiene la verdad absoluta. Nuestra lucha contra el narcotráfico es soberana", agregó en diálogo con periodistas locales.

Bolivia y Venezuela "fracasaron ostensiblemente" durante los últimos 12 meses en realizar esfuerzos significativos para cumplir las obligaciones a las que se han comprometido según acuerdos internacionales antinarcóticos, dijo el jueves el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado de prensa.

La embajada de Estados Unidos en Bolivia dijo en la noche del jueves a través de un comunicado que "Bolivia ha hecho esfuerzos suficientes para combatir la producción y el tráfico de narcóticos ilegales; sin embargo, no ha podido revertir el crecimiento de la producción de cocaína" que alcanzó a "195 toneladas métricas potenciales anualmente".

Según el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) presentado el pasado lunes, los cultivos de coca se incrementaron en 2010 en apenas un 0,3% hasta alcanzar 31.000 hectáreas, el menor incremento de los últimos cinco años.

Bolivia es tercer productor de coca y cocaína en el mundo después de Perú y Colombia.