El Senado de EE.UU. aprobó hoy un proyecto de ley que prorroga la financiación a la Administración Federal de Aviación (FAA), con lo que puso fin al temor a un nuevo cierre parcial de la agencia como el ocurrido en agosto pasado, que llevó a suspender obras y a unos 74.000 empleados.

El proyecto de ley ya había sido aprobado el martes por la Cámara de Representantes y ahora lo deberá firmar el presidente estadounidense, Barack Obama.

"Cerca de dos millones de personas están respirando con alivio porque van a tener sus trabajos el lunes", dijo Harry Reid, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, después de la votación.

A principios de agosto pasado el estancamiento de las negociaciones en el Congreso por las pugnas entre demócratas y republicanos sobre la financiación obligó a un cierre parcial de la agencia.

Ese cierre causó la suspensión de 4.000 trabajadores de la FAA y de otros 70.000 empleados de la construcción, además de la cancelación de numerosas obras y mantenimiento en varios aeropuertos e instalaciones aéreas.

El proyecto de ley aprobado hoy prorroga la financiación para las operaciones de la FAA, que expiraba en la medianoche del viernes, hasta el próximo enero.