El huracán María entró a tierra el viernes en la provincia de Terranova, donde causaba intensos vientos y lluvias, sin que las autoridades hayan reportado de inmediato lesionados o destrozos.

Muchos habitantes de Terranova se refugiaron en sus casas en esta provincia de la costa del Atlántico, ante la llegada del huracán de categoría 1.

Chris Fogarty, meteorólogo del Centro Canadiense de Huracanes, dijo que la tempestad generaría ráfagas de incluso 140 kilómetros (87 millas) por hora en áreas abiertas.

Fogarty añadió que el pronóstico más reciente contempla 50 milímetros (2 pulgadas) de lluvia en algunas zonas.