El Gobierno de EE.UU. llamó hoy a la calma y a evitar "acciones precipitadas" ante las recientes tensiones en la frontera entre Serbia y Kosovo, donde la misión de la UE conocida como Eulex ha asumido las operaciones en los pasos aduaneros con ayuda de funcionarios kosovares.

"Llamamos a las partes a mantener la calma, evitar acciones precipitadas y abstenerse de cualquier tipo de retórica incendiaria", dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado de EE.UU, Mark Toner, en su rueda de prensa diaria.

Toner recordó que "recientemente" se ha producido "un aumento de las tensiones" en la frontera entre Kosovo y Serbia, y Estados Unidos "está preocupado" por la situación en esa zona.

La misión de la UE en Kosovo (Eulex) asumió hoy las operaciones en los pasos aduaneros en la frontera de ese país con Serbia, con la ayuda de funcionarios kosovares.

Eulex ha empezado así a aplicar un acuerdo sobre sellos de aduanas que se alcanzó en Bruselas el pasado 2 de septiembre, en el contexto del diálogo que facilita la Unión Europea (UE) entre Pristina y Belgrado.

Es la primera vez desde los violentos incidentes del pasado 25 de julio, en los que murió una persona, que Kosovo trata de mostrar presencia en su frontera con Serbia, país que rechaza la independencia proclamada por su antigua provincia en 2008.

Serbia no reconoce la independencia de Kosovo, proclamada en febrero de 2008 y que ha sido apoyada por 70 países, entre ellos EE.UU. y la mayoría de los socios de la UE, pero no por España, Rusia, China, Brasil o India, entre otros.

Ahora la ONU teme un nuevo rebrote de la violencia y países como Rusia han expresado malestar por el apoyo de la OTAN y la UE a las fuerzas kosovares en la frontera.

El portavoz adjunto del Departamento de Estado felicitó hoy a Eulex y a la fuerza de la OTAN en Kosovo (KFOR) por sus "esfuerzos" para "garantizar" la seguridad en la frontera y "permitir el libre movimiento de mercancías y personas en ambas direcciones".

Además, Toner agregó que EE.UU. cree "firmemente" en que el diálogo entre Serbia y Kosovo "debería continuar".