Rafael Nadal dejó atrás su desilusión y fatiga tras caer en la final del Abierto de Estados Unidos, al apabullar al francés Richard Gasquet el viernes 6-3, 6-0, 6-1 y ayudar a España a sacar ventaja de 2-0 sobre Francia en las semifinales de la Copa Davis.

David Ferrer dejó a España a ley de un punto de avanzar a la final al aplastar 6-1, 6-4, 6-1 a Gilles Simon.

"Han sido dos triunfos trabajados, dos partidos que de resultado parecen fáciles, pero han tenido que correr mucho y hacía calor y han sido complicados", comentó el capitán del equipo español, Albert Costa. "Los han sacado muy bien, demostrando que están a un grandísimo nivel".

Nadal olvidó rápidamente su derrota ante Novak Djokovic en Nueva York al jugar en su superficie preferida de arcilla en la plaza de toros de Córdoba.

Gasquet presionó al español en los comienzos del primer set, pero cedió rápidamente a la combinación de precisión y potencia de Nadal, quien ganó 11 games seguidos.

"Ha salido todo bien. Para mí era un partido a priori muy complicado porque físicamente llegaba muy al límite", comentó Nadal. "Por suerte Gasquet me ha ayudado, ha cometido errores y no me ha hecho jugar puntos eternos. La bola me ha corrido mucho, he podido jugar alto y largo y el servicio me ha funcionado muy bien. Eso me ha dado mucha tranquilidad".

España no pierde una serie como local desde 1999, y busca su sexta final desde 2000. Argentina enfrentaba a Serbia en la otra semifinal.

Costa indicó que España tratará de sentenciar la serie el sábado en el partido de dobles, en el que los españoles Feliciano López y Fernando Verdasco jugarán contra Michael Llodra y Jo-Wilfried Tsonga.

"Queda mucho fin de semana y hay que trabajar con humildad y precaución. Ojalá nos den el tercer punto, pero vamos a ser cautos", indicó el capitán.