Usain Bolt corrió los 100 metros más rápidos del año el viernes en la justa de Bruselas de la Liga Diamante, pero aún así fue superado por su compañero de entrenamientos Yohan Blake, que logró el segundo mejor tiempo de la historia en los 200 metros.

Blake aprovechó los consejos de Bolt y corrió una curva cerrada antes de acelerar en la recta final y cronometrar 19.26 segundos, apenas siete centésimas de segundo por encima del récord mundial de Bolt.

"Creo que dejaré de enseñarle", declaró Bolt, quien probablemente descubrió a su más duro oponente de cara a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Blake sorprendió a muchos al ganar los 100 metros en el Mundial de Daegu, donde Bolt fue descalificado de la final por una salida en falso. Ahora demostró su clase en los 200, una distancia en la que Bolt era considerado intocable.

"Sabía que podía hacer algo increíble. ¿Pero 19.2? Me sorprendí un poco", señaló Blake.

El velocista de 21 años superó por más de medio segundo su mejor marca previa.

Bolt, que ganó los 100 metros en 9.76 segundos, sólo pudo observar con admiración y sorpresa.

"Fue una buena carrera. Fue una gran sorpresa para mí", indicó.

El jamaiquino tuvo que remontar en los metros finales para ganar la carrera de los 100 y superar por dos centésimas el mejor tiempo de la temporada, que estaba en poder de su compatriota Asafa Powell.

"Vine a hacerlo. Estoy contento, gané y lo necesitaba", expresó Bolt.

El puertorriqueño Javier Culson logró su mejor tiempo de la campaña y ganó los 400 metros con vallas.

El boricua cronometró 48.32 segundos para superar al británico David Greene (48.78) y al sudafricano Cornel Fredericks (48.96).

Culson, medallista de plata en el Mundial detrás de Greene, terminó segundo en la temporada de la Liga Diamante con 15 puntos, a uno del británico.