Unos centenares de personas se manifestaron hoy en la plaza Tahrir de El Cairo para pedir la derogación de la Ley de Emergencia, vigente desde 1981, en una de las protestas menos concurridas desde el inicio de la Revolución del 25 de Enero.

Bajo un sol intenso, hombres y mujeres, jóvenes y mayores, e incluso niños, equipados con banderas y gorras con los colores de Egipto, acudieron a la emblemática plaza cairota, donde a diferencia de viernes anteriores no se interrumpió el paso al tráfico rodado.

Aunque en principio la manifestación, convocada por una decena de grupos políticos, estaba concebida como una protesta silenciosa, enseguida se tornó ruidosa, ya que los asistentes no pudieron resistirse a gritar y lanzar lemas contra la reciente reactivación del Estado de Emergencia.

El electricista Mohamed Alí Hasan dijo a Efe que había acudido a la manifestación para rechazar esa disposición:

"No nos ha beneficiado en nada; dicen que esa ley es contra los matones y los ladrones y no es así porque la aplican contra los que opinan: la gente honesta, los políticos y los dirigentes de los partidos", aseguró.

"La Revolución del 25 de febrero pasado se llevó a cabo contra esa ley -agregó el electricista-. Después de siete u ocho meses, nos sorprende el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que no tiene base constitucional, con el anuncio de la Ley de Emergencia o la reactivación de la Ley de Emergencia".

Hasan se refería a la medida adoptada el sábado pasado por la junta militar que gobierna actualmente Egipto de reactivar la Ley de Emergencia para evitar disturbios como los de hace una semana en la embajada de Israel en El Cairo, donde tres personas murieron y más de mil fueron heridas por choques entre manifestantes y policías.

Los juicios militares a civiles y la Ley de Emergencia han sido objeto en los últimos meses de fuertes críticas en Egipto, donde los revolucionarios han reclamado sin éxito hasta ahora su eliminación.

El gobierno provisional se había comprometido a derogar el Estado de Emergencia antes de la celebración de comicios parlamentarios, cuya fecha aún no está fijada, pero tras el intento de asalto a la embajada el viernes pasado por la noche la junta militar anunció que comenzaría aplicarlo íntegramente.

Otro de los manifestantes que estuvo hoy en Tahrir, el cirujano Hosam Edin Mustafa, de 27 años, se quejó de que tal y como están las cosas ahora "las fuerzas de seguridad pueden pedir la documentación a cualquier ciudadano y meterlo en cárcel sin un juicio previo".

Mustafa quitó importancia al hecho de que hoy hubiera poca gente en la plaza: "Hace mucho calor y la gente ha preferido quedarse en casa tranquila después de lo que pasó el viernes pasado en la embajada de Israel, donde hubo mucho destrozo".

Además, recordó que hoy se juega en El Cairo un decisivo partido de fútbol entre el equipo local Al Ahly y el tunecino Al Taragui para la clasificación en semifinales de la Liga de Campeones de África, con lo que hay mucha gente está aguardando desde temprano en el estadio para coger un buen sitio.

Los manifestantes portaron hoy carteles con mensajes como "Frente defensor de la revolución. 30 años de Emergencia, basta ya", "Por Dios que no aceptaremos más que la liberad y la dignidad" o "La ley de Emergencia legitima la injusticia y el autoritarismo, los juicios militares contra civiles violan los tratados internacionales".

Como viene siendo habitual, numerosos vendedores ambulantes aprovecharon para hacer negocio en esta jornada con la venta de banderas, altramuces y refrescos para aplacar la sed.

Susana Samhan