La primera ministra electa de Dinamarca comenzó a trabajar el viernes en dar forma a un gobierno unido a partir de un "bloque rojo" de ex comunistas y liberales que sacaron del poder a una coalición derechista en una elección parlamentaria.

La líder socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt, de 44 años, se convertirá en la primera jefa de gobierno danesa después que su alianza aseguró 92 escaños y una estrecha mayoría en el Folketing de 179 bancas.

El desenlace de la votación el jueves puso fin a 10 años de gobierno de centroderecha y recortó la influencia del Partido Popular Danés, un grupo opuesto a la inmigración que había utilizado su poder en la legislatura para impedir el ingreso de los que solicitan asilo, en especial los musulmanes.

Ahora Thorning-Schmidt enfrenta el reto de crear una plataforma conjunta para su coalición integrada por grupos de diversas tendencias: ex marxistas, ambientalistas, socialdemócratas y social-liberales. Los partidos del "bloque rojo" no están de acuerdo entre sí en cuestiones de impuestos y recortes a la seguridad social, requeridos para apuntalar las finanzas públicas en momentos en que diversos países de Europa enfrentan enormes deudas.

"Lo que necesitamos empezar a hacer es poner la economía bajo control. Esa es la razón por la que necesitamos un nuevo gobierno", dijo Thorning-Schmidt el viernes al canal TV2 de Dinamarca.

Margrethe Vestager, líder de los social-liberales — cuyo partido se ubica en el centro de la política del país — se opone a los planes de Thorning-Schmidt para aumentarle los impuestos a los daneses acaudalados. Y, a diferencia de los partidos de izquierda, ella aprobó los planes del gobierno anterior para eliminar gradualmente un costoso proyecto de retiros anticipados.

Vestager dijo que no se retractará de ese acuerdo.

"Hemos hecho un trato que consideramos realmente bueno. Significa que recibiremos más dinero en las arcas y un sólido punto de partida económico", afirmó.

Las medidas de austeridad del gobierno saliente también incluyen elevar gradualmente la edad del retiro dos años más hasta 67 para el 2020, y recortar los períodos en que los desempleados pueden cobrar el seguro de desocupación.

El primer ministro saliente Lars Loekke Rasmussen entregó su renuncia a la reina Margarita. Sus liberales ganaron un escaño y siguen siendo el grupo mayoritario en el Parlamento, pero perdieron el poder porque sus socios conservadores en la coalición dejaron ir 10 escaños, mientras que el Partido Popular Danés — que los respaldaba en el Parlamento — perdió tres.

___

Jan M. Olsen contribuyó a este despacho.

___

Karl Ritter está en Twitter en http://twitter.com/karl_ritter