El grupo Air France-KLM encargará 50 aviones, repartidos a partes iguales entre los constructores Airbus y Boeing, para renovar parte de su flota, según anuncia hoy el diario económico francés Les Echos en su edición digital.

Los modelos elegidos son el Airbus A350-900 y el Boeing 787. La operación, que importa 11.300 millones de dólares, prevé también 60 opciones de compra más, en este caso correspondientes a 35 unidades de A350 y 25 de 787.

Según el diario francés, el anuncio de Air France-KLM podría producirse hoy, viernes, tras la reunión del consejo de administración de la compañía, convocado en Nueva York por invitación de la aerolínea estadounidense Delta, socia del consorcio franco-holandés.

El Airbus 350-900, cuya certificación para entrada en servicio está prevista para finales de 2013, es un bimotor con capacidad para 314 pasajeros en la configuración habitual de tres clases y 15.000 kilómetros de autonomía, mientras que su competidor de Boeing, el 787, es, igualmente, un bimotor que podrá acoger entre 250 y 290 pasajeros con un alcance prácticamente igual al de su rival europeo. Su primer vuelo fue en diciembre de 2009.