Un tribunal local acordó la libertad condicional del ex gobernador disidente del oficialismo, Didalco Bolívar, quien tiene pendiente un proceso por corrupción, informó la agencia estatal de noticias.

Bolívar, quien se entregó a fines de agosto a las autoridades locales luego de pasar más de un año refugiado en Perú, salió en libertad luego de que un tribunal del estado centro costero de Aragua acordó su excarcelación, indicó el miércoles la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

El ex gobernador del estado Aragua quedó obligado a presentarse cada 30 días en el tribunal que lleva su caso.

Las autoridades no emitieron de momento comentarios sobre la liberación de Bolívar, dirigente del otrora partido oficialista Podemos.

Bolívar, quien ocupó el cargo de gobernador de Aragua entre 1995 y 2008, huyó hacia Perú en 2009 luego de que un tribunal le abrió un proceso por corrupción. Después que el gobierno peruano le negó el asilo el dirigente viajó a Panamá.

El político retornó a Venezuela el 31 de agosto en un vuelo comercial y fue detenido de inmediato en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

El ex gobernador fue imputado por la Fiscalía venezolana de presuntos ilícitos administrativos en la adjudicación de un contrato para la compra de equipos médicos durante su gestión.

De acuerdo con la investigación, entre 2004 y 2005 la gobernación de Aragua adjudicó sin licitación a dos empresas, vinculadas con algunos de sus subalternos, contratos para la adquisición de la totalidad de los equipos médicos de dos centros asistenciales.

Esos centros hospitalitarios nunca fueron creados, ocasionando un daño patrimonial estimado en unos 20 millones de bolívares (unos 9,3 millones de dólares), reveló la investigación. No está claro si los equipos finalmente fueron adquiridos o si se destinaron a otros centros hospitalarios.

El ex gobernador dijo entonces que sus problemas judiciales comenzaron luego de que se opuso en 2007 a la voluntad del presidente Hugo Chávez de fusionar todas las agrupaciones aliadas al gobierno en un partido único, lo cual le valió una condena de parte del mandatario.