El primer ministro de Dinamarca reconoció el jueves su derrota en las elecciones parlamentarias del país luego que los votos, contados casi en su totalidad, indican una estrecha victoria de la oposición de izquierda.

Lars Loekke Rasmussen dijo a TV2 que "no hay apoyo parlamentario para nuestro gobierno. Mañana (viernes) voy a ir donde la reina a las 11 de la mañana y le voy a informar los resultados de las elecciones y presentar la renuncia del gobierno".

Con el resultado, todo está listo para que la dirigente socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt se convierta en la primera mujer que llega al cargo de primer ministro de Dinamarca.