El Congreso acordó designar una comisión multipartidaria que investigue las acusaciones de presunta corrupción durante el gobierno del ex presidente Alan García (2006-2011).

Tras tres largas horas de debate, el pleno votó el miércoles en la noche por investigar al ex mandatario por 110 votos a favor, ningún voto en contra y dos abstenciones.

El presidente Ollanta Humala dijo el jueves en declaraciones a la prensa que al pueblo le interesa conocer los resultados de las investigaciones e invocó al Congreso a poner una fecha para completar la investigación.

"Invocaría con todo respeto a los señores congresistas que si aprobaron una comisión investigadora de esa naturaleza, que por favor pongan una fecha de inicio y una fecha de término", declaró Humala, comentando que los peruanos están cansados de ver formarse comisiones sin que muestren resultados.

Antes de conocerse la decisión del Congreso, el ex presidente García dijo que "tengo la conciencia limpia" y que no eludirá sus responsabilidades.

"Pero no creo que sea buena política aprovecharse de la democracia para perseguir a las personas", agregó en una entrevista radial.

García será investigado por el manejo de los fondos para la reconstrucción de la ciudad de Pisco, devastada por un terremoto en 2007, la remodelación y modernización del Estadio Nacional, la venta del aeródromo de Collique, la implementación e inauguración de hospitales de la seguridad social y la concesión del terminal norte del puerto de El Callao, entre otros.

Es la segunda vez que García será investigado por el Congreso. Tras su primer gobierno (1985-1990), la investigación parlamentaria en su contra por enriquecimiento ilícito llegó al poder judicial, pero en abril de 1992, luego del autogolpe de su sucesor Alberto Fujimori, García huyó de Perú alegando ser un perseguido político.

Finalmente los cargos prescribieron durante los nueve años que duró su exilio.

García, de 62 años, ha dicho que esta vez permanecerá en Perú.