La Autoridad Palestina solicitará la semana próxima al Consejo de Seguridad que los acepte como estado-miembro pleno de las Naciones Unidas, anunció el jueves el canciller palestino, pese a la amenaza de Washington de vetar el pedido.

Las declaraciones de Riad Malki tienen lugar poco antes de llegar a Cisjordania un equipo diplomático estadounidense de alto nivel que vino en un esfuerzo de último momento por persuadir a los palestinos de no presentar su pedido ante la ONU. Aunque Malki no cerró las puertas a un acuerdo, sus declaraciones indican que las posibilidades de progresos son escasas.

Ante el enfrentamiento diplomático pendiente, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu anunció el jueves que viajará a las Naciones Unidas la semana próxima para encabezar la oposición a la iniciativa palestina.

El pedido palestino constituiría un revés para la diplomacia de Estados Unidos al obligar a Washington a vetar una propuesta cuyo resultado — un estado palestino — es aceptado en principio por casi todo el mundo, incluso la Casa Blanca, como también muchos en Israel.

Sin embargo, Estados Unidos e Israel dicen que un estado palestino sólo puede establecerse por medio de negociaciones.

El proceso se canalizará por medio del Consejo de Seguridad antes de que los palestinos apelen a la Asamblea General, donde probablemente conseguirán la mayoría para una forma menor de reconocimiento como "estado observador no miembro".

Malki dijo que el presidente palestino, Mahmud Abbas, entregará personalmente el pedido palestino de afiliación al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, después de hablar ante la Asamblea General el 23 de septiembre. Mientras tanto, dijo que los palestinos escucharán alternativas propuestas.

"Veremos si alguien trae alguna oferta creíble que nos permita estudiarla seriamente y discutirla en la conducción palestina. De no ser así, el 23 a las 12:30, el presidente entregará la solicitud", dijo Malki a la prensa extranjera en Ramalá.