El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo hoy que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba) aportará 12 millones de dólares en los próximos cinco años para pagar becas a los 20.000 mejores estudiantes de este país.

"En recursos del Alba son 12 millones de dólares disponibles, casi 250 millones de córdobas, para becas (...) estamos ya programando la ejecución de la entrega de un total de 20.000 becas en nuestro país para los próximos años", dijo Ortega en un acto oficial.

Según el mandatario, Nicaragua tiene 3.245.854 estudiantes, entre jóvenes y adultos, incluidos los 532.641 alfabetizados durante su Administración.

Esas cifras, agregó, despiertan "una gran fe y esperanza" en que Nicaragua vencerá la pobreza, el hambre, el desempleo y el analfabetismo.

"Ese día seremos totalmente libres como lo querían los patriotas de San Jacinto y como lo querían los luchadores de la independencia de 1821", indicó.

Ortega se refirió al asunto durante el acto central de celebración de los 190 años de la independencia de Centroamérica de la Corona española y el 155 aniversario de la Batalla San Jacinto, en la que un grupo de patriotas venció a las fuerzas del filibustero estadounidense William Walker, que aspiraba dominar la región.

La actividad se realizó en el antiguo centro de Managua, donde desfilaron 10.000 estudiantes de cien escuelas, luego del discurso y promesas de Ortega y pese a un fuerte aguacero.

El gobernante resaltó que, de ser reelegido el próximo noviembre, mantendrá una serie de subvenciones a las escuelas y universidades públicas.

Según cifras oficiales, Venezuela ha cooperado con casi 1.600 millones de dólares a Nicaragua desde que Ortega asumió la Presidencia en enero de 2007.

El mandatario utiliza ese dinero fuera del presupuesto, lo que ha provocado críticas de la oposición.

Ortega aspira a un nuevo mandato de cinco años pese a una prohibición constitucional que, sin embargo, fue declarada inaplicable por magistrados sandinistas de la Corte Suprema.

La oposición, dividida en cuatro frentes, calificó como un "golpe a la democracia" la postulación de Ortega.

En las elecciones del 6 de noviembre, unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 en el Parlamento Centroamericano.