Los mercados estaban en calma el jueves por las crecientes expectativas de que Grecia no caerá en una moratoria en el corto plazo y obtendrá una nueva tanda de fondos de rescate proveniente de un paquete internacional de ayuda.

Las esperanzas de que los acreedores internacionales liberarán una nueva tanda de dinero en octubre aumentaron tras el resultado de una teleconferencia el miércoles entre los líderes de Francia, Alemania y Grecia.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy acordaron ayudar a Grecia a evitar el impago. Por su parte, el primer ministro griego George Papandreou refrendó su compromiso de los objetivos de reducción de deuda.

La noticia suavizó a los mercados que habían sufrido los días pasados por los temores de que Grecia llegara al impago y potencialmente fuera expulsado del bloque euro para regresar a su antigua moneda.

En Europa, todos los mercados bursátiles abrieron con ganancias mientras el euro se encaminaba a la marca de los 1,38 dólares.

En Alemania, el índice DAX iba ganando 2,3% y estaba en 5.463 puntos mientras el francés CAC-40 subía 1,7% a 3.000 unidades. El británico FTSE 100 avanzaba 1,7$ a 5.319 unidades.

En tanto, las bolsas en Asia se vieron impulsadas por los sucesos en Grecia. El índice japonés Nikkei 225 cerró con una ganancia de 1,7% a 8.668,86 mientras que el surcoreano Kospi avanzó 1,4% a 1.774,08 puntos.

Por otra parte, se prevé una apertura plana para Wall Street este jueves. Los contratos a término para el Dow Jones iban perdiendo 5 puntos a 11.169 mientras los de Standard & Poor's 500 caían alrededor de un punto a 1.181.

La deuda de Grecia representa casi 50% de su producto interno bruto y los mercados opinan cada vez más que la economía griega se está encogiendo, los bancos tendrán que aceptar que no se les pagará lo que se les debe. Como resultado, el principal debate del mercado es qué tipo de devaluación tendrán que aceptar las instituciones financieras que prestaron dinero a Atenas.

Las bolsas de valores subieron el miércoles pese a la degradación de la calidad crediticia de dos de los bancos más importantes de Francia, ante la esperanza de que se pueda evitar la bancarrota de Grecia.

La empresa calificadora Moody's bajó la calidad crediticia de los bancos franceses Societé Générale y Crédit Agricole tras un período de enorme volatilidad en los mercados.

____

Kelvin Chan en Hong Kong colaboró en este reporte.