Naciones Unidas autorizó al gobierno suizo el jueves a descongelar activos libios por valor de 350 millones de francos suizos (400 millones de dólares), se informó el jueves.

La secretaría de Estado de Asuntos Económicos dijo que el comité de sanciones de la ONU le informó a principios de la semana. Otros 300 millones de francos siguen congelados.

El vocero de la cancillería, Adrian Sollberger, dijo que los fondos se utilizarán para fines humanitarios, pero que todavía no se ha resuelto a qué organizaciones los entregarán.

Los fondos estaban vinculados con el dictador depuesto Moamar Gadafi, sus allegados y compañías estatales regentadas por ellos.