El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró hoy que la economía de República Dominicana continúa creciendo a un ritmo "saludable" a pesar de las condiciones adversas externas, aunque advirtió sobre el crecimiento de la inflación y dificultades del país en cumplir el plan de ajuste de este año.

La información, suministrada por el Banco Central dominicano, refiere que la misión del FMI que pasó revista recientemente al acuerdo de contingencia entre ese organismo y el país, determinó que la economía local crecerá alrededor de un 4,5 por ciento en 2011, por debajo del 5,5 por ciento anunciado a principios de año.

"El desempeño del programa sigue siendo satisfactorio en términos generales, aunque dos criterios de desempeño para finales de junio no se alcanzaron: La meta del déficit corriente del sector eléctrico y la meta para el déficit fiscal consolidado", explicó el FMI, que también reveló "retrasos" en la agenda de reformas estructurales.

El organismo crediticio consideró que los precios de las materias primas han causado el crecimiento de una inflación que en los primeros ocho meses del año alcanzó el 10 por ciento, pero que podría descender a un 7 o a un 8 por ciento en diciembre, y que se estabilizaría entre un 5 y 6 por ciento en 2012..

"Las acciones fiscales adoptadas a mediados de 2011, tales como las medidas impositivas, el presupuesto suplementario más apretado y el ajuste de precios de la electricidad, colocan los objetivos fiscales para el año 2011 a su alcance, incluyendo el déficit del sector público consolidado del 3 por ciento del PIB, aunque algunos afinamientos adicionales en las políticas son necesarios", explicó el FMI a través del documento.

El acuerdo de contingencia entre el FMI y República Dominicana se firmó en noviembre de 2009.