Los bancos franceses son sólidos y no tienen necesidad de ser recapitalizados a pesar de que se vieron gravemente expuestos a la deuda financiera de Grecia, informó el jueves el ministro de Finanzas de Francia, Francois Baroin, a la radio francesa.

Baroin declaró a la radio France-Info que los principales bancos franceses generaron miles de millones de euros en ganancias en el presente año y "son empresas que no necesitan ser recapitalizadas".

Asimismo, Baroin destacó que los bancos no han encontrado dificultades para tener acceso a liquidez y señaló que los mercados debería tener una mayor confianza en sus "estrategias de refuerzo".

La empresa calificadora Moody's degradó el miércoles las clasificaciones crediticias de los bancos franceses Societé Generale y Credit Agricole en medio de una gran volatilidad en el mercado pues los inversionistas expresaron su temor en torno a la exposición que tuvieron con las deudas de Grecia.

Baroin también destacó el apoyo franco-alemán a Grecia, que busca contener su crisis por deuda y busca mantenerse dentro de la zona del euro.