Las autoridades palestinas todavía estudian qué camino seguirán en la ONU para lograr el reconocimiento de su Estado en el organismo internacional, ya sea como Estado miembro o bien como observador, un proceso para el que todavía no hay fechas concretas.

"Tomaremos en los próximos días la decisión final sobre qué camino seguiremos: si vamos al Consejo de Seguridad a pedir el ingreso como Estado miembro o acudimos a la Asamblea General para mejorar nuestra situación y reforzar nuestra posición", dijo hoy el representante de los palestinos ante la ONU, Riyad Mansour.

El diplomático subrayó ante la prensa en la sede central de Naciones Unidas que los líderes palestinos todavía están "afinando las opciones" y que será el presidente de la ANP Mahmud Abás quien informará "próximamente" de la decisión final, tras la que se pondrá en marcha "el mecanismo pertinente" en la ONU.

"Los detalles todavía se están debatiendo y ese debate no ha acabado. Informaremos de nuestra decisión cuando terminemos las consultas", aseguró Mansour, que explicó que "todas las opciones están abiertas" y dejó claro así que todavía no se ha iniciado ninguno de los trámites necesarios sobre la materia en la ONU.

Pese a esas palabras en la sede de la ONU, el ministro de Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Riad Al Malki, anunció hoy que los palestinos presentarán al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, su solicitud de ingreso como miembro de pleno derecho el próximo viernes, 23 de septiembre.

Esa solicitud debería ser entonces transferida al Consejo de Seguridad, quien debe aprobarla -algo que Estados Unidos ha anunciado ya que evitará con su veto- y mandarla a la Asamblea General para que se refrendada por el voto a favor de al menos dos tercios de la cámara.

Mansour, sin embargo, aseguró que esa opción no había sido decidida, lo que aumentó la confusión en la sede de la ONU -manifestada recientemente por varias delegaciones diplomáticas- acerca de qué planean hacer los palestinos ante el inicio la próxima semana de los debates públicos de la Asamblea General.

El diplomático reconoció que Abás ha mantenido "importantes reuniones" en los últimos días en El Cairo, con la Liga Árabe y la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, así como en Ammán, donde se ha reunido con el ex primer ministro británico Tony Blair para analizar las opciones palestinas en la ONU.

Mansour aseguró que los palestinos han recibido múltiples presiones para abandonar su intento de pedir el reconocimiento como Estado miembro de la ONU, algo que pasa por que el Consejo de Seguridad lo apruebe, y que se les ha recomendado seguir el camino de la Asamblea General, donde se les puede reconocer como Estado observador, como el Vaticano, algo que les abriría las puertas para acceder a ciertas agencias y programas del organismo.

"Tan pronto como podamos presentaremos o bien la carta pidiendo la admisión al organismo o bien el proyecto de resolución en la Asamblea General", dijo el diplomático palestino, quien indicó que no hay fechas concretas ni para un voto en el Consejo de Seguridad ni tampoco en la Asamblea General.

Mansour dijo que "los tecnicismos" sobre "el camino que seguiremos primero" se decidirán "de la manera más rápida", pero sólo "cuando el liderazgo palestino tome una decisión", aunque subrayó que la intención de los palestinos es que "eventualmente" el Consejo de Seguridad los reconozca como Estado miembro.

El representante palestino ante la ONU aseguró que el secretario general del organismo le había transmitido personalmente su respaldo "inequívoco" a "la posición que el pueblo palestino decida", aunque les recordó que la decisión sobre los nuevos miembros corresponde al Consejo de Seguridad.

Mansour hizo estas declaraciones en el acto en el que la campaña "Palestina vuela hacia su asiento" presentó en la ONU su simbólica silla azul en un acto de apoyo a la petición palestina de el organismo internacional acepte como miembro al Estado palestino.