La Comisión Europea advirtió el jueves que el crecimiento económico en la zona euro prácticamente se detendrá a finales de año debido a la crisis de la deuda europea y la agitación en los mercados financieros.

En su más reciente previsión económica, la comisión añadió que es posible que el lento avance persista hasta la primavera de 2012, pero no resultará en otra recesión.

La CE prevé que el crecimiento económico en los 17 países de la zona euro será de sólo 0,1% en el cuarto trimestre, un descenso desde el 0,2% en el tercero. Para el segundo semestre, la comisión revisó a la baja la predicción que hizo en primavera en medio punto porcentual debido a que la crisis de deuda ha empeorado y la volatilidad de los mercados financieros ha afectado la actividad económica.

"La perspectiva para la economía europea se ha deteriorado", dijo Olli Rehn, economista y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea. "La recuperación de las crisis financieras frecuentemente es lenta y dispareja".

Para regresar al camino de la recuperación, el político finlandés dijo que era importante la estabilidad financiera esté protegida y que los presupuestos en toda Europa sean colocados en un sendero sustentable.

"Esto requiere la rotunda continuación de una estrategia de consolidación fiscal diferenciada que sea amigable con el crecimiento y la implementación de decisiones para apoyar a la estabilidad financiera", dijo Rehn.

Para toda la Unión Europea, que abarca 27 países, la comisión espera un crecimiento de 0,2% en el cuarto trimestre.

Agregó que el panorama es incierto y que el balance de riesgos para las previsiones están en terreno negativo.