Israel ha cerrado temporalmente su embajada en Jordania y evacuado a su personal por temor a que se produzcan disturbios en una protesta convocada hoy fuera de la sede diplomática para forzar su clausura, informan medios locales.

El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí decidió evacuar ayer la legación en Ammán para evitar que se reproduzcan los violentos sucesos que tuvieron lugar el viernes pasado en la sede diplomática de Israel en El Cairo.

"Jordania no es Egipto y el rey y las fuerzas de seguridad están decididas a mantener el orden, pero se ha tomado la decisión de no correr riesgos", manifestó una fuente de la Cancillería israelí.

El cuerpo diplomático representado en la capital jordana regresó a última hora de la noche de ayer a Israel, sin que de momento se sepa cuándo regresará.

En los últimos días en la red social Facebook han aparecido varias convocatorias para la "marcha del millón" hacia la Embajada israelí en Ammán, en un intento de forzar su cierre.

Más de 3.000 jordanos han confirmado su participación en la protesta, según el Ministerio israelí de Exteriores.

De acuerdo al diario "Haaretz", el embajador israelí en Jordania, Daniel Nevo, tiene previsto participar en una reunión hoy en el Ministerio de Exteriores en Jerusalén para analizar las relaciones entre los dos países, que firmaron la paz en 1994.

El viernes pasado centenares de manifestantes rompieron el muro que protegía la Embajada israelí en El Cairo y lograron penetrar en sus dependencias, que ocupan tres plantas de un alto edificio.

Seis guardias de seguridad israelíes que custodiaban la Embajada tuvieron que ser rescatados por comandos especiales egipcios -y gracias a la mediación de EEUU- para evitar que fueran linchados por los asaltantes.

El embajador israelí, el personal de la Embajada y familiares, un total de 80 personas, tuvieron que ser evacuados a Israel ante los violentos acontecimientos.

En los choques que se produjeron en El Cairo junto a la Embajada entre fuerzas de seguridad y manifestantes murieron tres personas y más de un millar resultaron heridas.