El primera base mexicano Adrián González quiso festejar por adelantado el "Día de la Independencia" de su país haciendo sonar el bate para brillar con luz propia en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas.

González sigue siendo el toletero en las mayores con el mejor promedio de bateo y lo demostró nuevamente al pegar batazo de cuatro esquinas para los Medias Rojas de Boston, que perdieron 4-5 contra los Azulejos de Toronto.

Aunque la cantidad de sus jonrones no le permiten estar entre los líderes de las mayores en ese apartado, el pelotero mexicano si tiene .340 de promedio de bateo para ser el líder indiscutible.

González llegó a 26 cuadrangulares en lo que va de campaña, pero su ataque fue insuficiente para evitar la derrota de la novena de Boston, que ha perdido seis de los últimos siete partidos disputados y comienza a peligrar su participación en la fase final del campeonato.

El primera base mexicano conectó un jonrón que envió la pelota al bullpen de los Medias Rojas, se fue con registro de 3-1, con anotación e impulsada, pero tuvo que abandonar el juego por un problema de rigidez en la pantorrilla izquierda, luego de su cuadrangular.

Otro que llegó a esa misma marca de jonrones durante la jornada de media semana fue el guardabosques venezolano Carlos González, que pegó jonrón y remolcó tres carreras para llevar a los Rockies de Colorado a un triunfo por 6-2 sobre los Cerveceros de Milwaukee.

González (26) hizo contacto con la pelota en el tercer episodio para sacarla del campo en respuesta a los lanzamientos del abridor Shaun Marcum.

El venezolano castigó a Marcum cuando había un corredor en los senderos y en momentos en que el lanzador pretendía poner fin al episodio sacando el tercer out.

Su compañero de equipo el receptor dominicano Wilin Rosario (2) pegó batazo de vuelta entera en la cuarta entrada, solitario.

Si González castigó a Marcum en el tercer episodio, Rosario también lo hizo, pero en la cuarta entrada, sin corredores en circulación, con un out en la pizarra.

Mientras que la dupla de venezolano Alex González y Martín Prado hizo posible que los Bravos de Atlanta lograsen un importante triunfo al vencer por 4-1 a los Marlins de Florida.

González (13) conectó un jonrón de tres carreras en la parte baja de la séptima entrada y Prado impulsó la cuarta con un toque de sacrificio para mantener a los Bravos al frente de la lucha por el comodín de la Liga Nacional con los Cardenales de San Luis.

El relevista dominicano Christian Martínez lanzó el sexto episodio en blanco.

La pelota venezolana tuvo otro representante destacado con el receptor Ramón Hernández, que pegó batazo de cuatro esquinas para dirigir el ataque de los Rojos de Cincinnati, que a pesar de haber perdido al abridor dominicano Johnny Cueto, vencieron 7-2 a los Cachorros de Chicago.

Hernández (12) se encargó de iniciar el ataque de los Rojos, que se hicieron de dos victorias consecutivas.

El venezolano pegó batazo de cuatro esquinas en el segundo episodio, llevando a dos corredores en el camino.

Hernández enfrentó al abridor Casey Coleman, y le botó la pelota del campo cuando había corredores en dos almohadillas y un out en la pizarra.

Para los Rojos el triunfo tuvo un alto costo porque perdieron a Cueto. El abridor, líder de las mayores en promedio de efectividad, tuvo descender de la lomita después de tres episodios y dos tercios, debido a una contractura muscular en la parte superior derecha de la espalda.

Por los Cachorros el antesalista dominicano Aramís Ramírez tuvo cuatro viajes a la caja de bateo, pegó dos imparables y remolcó una carrera.

Respaldando el poder del bate venezolano, Carlos Guillén salió de titular para ocupar la segunda base y puso el tolete oportuno en el décimo episodio al impulsar la carrera de la ventaja que permitió a los Tigres de Detroit vencer 6-5 a los Medias Blancas de Chicago.

Guillén (3) también conectó un jonrón solitario para los Tigres, que desde 1934 no conseguían una racha tan positiva.

Junto a Guillén, que se fue de 5-2 con anotación e impulsada, sus compatriotas, el primera base Miguel Cabrera tuvo de 4-2 con anotación y el emergente Magglio Ordóñez también pisó una vez la registradora.

A pesar de la derrota, el campocorto cubano Alexei Ramírez tuvo de 3-2 con dos carreras producidas y una anotada, mientas que el jardinero derecho dominicano Alejandro De Aza se fue de 3-2 para pisar dos veces la registradora.

El parador en corto venezolano Luis Rodríguez pegó batazo de cuatro esquinas en el décimo segundo episodio para llevar a los Marineros de Seattle a conseguir un triunfo por 2-1 sobre los Yanquis de Nueva York.

Rodríguez (2) pegó batazo de cuatro esquinas en el décimo segundo episodio.

El venezolano hizo sonar el madero cuando el cerrador Cory Wade le ofreció sus servicios, pero recibió batazo de cuatro esquinas sin corredores en los senderos, ni outs en la pizarra.