El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) aprobó el jueves un nuevo programa de 63 millones de dólares para la reducción de la pobreza rural en Ecuador.

En el área del programa se concentra gran parte de la población de pequeños productores agrícolas del país, de quienes alrededor de 25% se identifica como indígena o afro-ecuatoriano.

El "Programa del Buen Vivir en Territorios Rurales buscará promover la sostenibilidad de los medios de vida de al menos 25.000 familias rurales", afirmó Francisco Pichón, gerente del programa del FIDA en Ecuador.

Mediante el programa, el gobierno de Ecuador también pretende crear nuevos empleos en sectores como el turismo y la transformación de productos, mejorar el acceso a mercados, la capacitación y servicios financieros y gestionar iniciativas para proteger el medio ambiente.

Las familias que trabajan en pequeñas parcelas agrícolas --de menos de dos hectáreas en la sierra y menos de 10 en otras zonas-- producen gran parte de los alimentos para el consumo de la población nacional.

El programa tiene un período de implementación de seis años, con un costo total que asciende a 62,9 millones de dólares, de los cuales 32,3 millones corresponderán a la financiación del FIDA y el Fondo de Cofinanciación para la Seguridad Alimentaria español.

El saldo se hará mediante la cofinanciación de las iniciativas productivas por parte de las instituciones financieras presentes en los territorios y aportes de los gobiernos locales y nacional.

Aunque Ecuador es un país de renta media, en el área del programa los índices de pobreza (91% medido según las necesidades básicas insatisfechas) y extrema pobreza (67,7, están muy por encima de los promedios nacionales.

Desde 1983 el FIDA ha prestado apoyo a las iniciativas del gobierno de Ecuador en la reducción de la pobreza rural con siete préstamos por un valor de 72,4 millones de dólares.

Ecuador se ha beneficiado, además, de cinco donaciones del Fondo a programas regionales de desarrollo rural y apoyo a los pueblos indígenas amazónicos por un valor de 3,1 millones de dólares.