Los embajadores de Centroamérica en Tegucigalpa y el canciller de Guatemala, Aroldo Rodas, conmemoraron hoy con el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, el 190 aniversario de la independencia de la región de España.

La ceremonia, promovida por los diplomáticos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, se celebró en la sede del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El canciller de Guatemala, Aroldo Rodas, y altos funcionarios del Gobierno hondureño y del BCIE también asistieron al acto oficial, entre otros invitados.

Desde el 15 de septiembre de 1821 se conmemora en los actuales países de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica la firma del Acta de Independencia de América Central de la Corona Española.

Lobo dijo este miércoles en un mensaje alusivo a la independencia que los principales retos que los pueblos centroamericanos deben enfrentar unidos son la delincuencia y el crimen organizado.

"Cada vez más tenemos más vínculos fuertes entre los mandatarios centroamericanos, quienes queremos hacer realidad el sueño de nuestros próceres. Hoy, en un mundo globalizado, ese sueño se tiene que realizar", expresó.

El gobernante señaló que los centroamericanos tienen muchas problemas comunes que deben ser resueltos como lo ha hecho la Unión Europea, "que aún en medio de la adversidad ha logrado conformar una gran nación".

El embajador de El Salvador, Carlos de Jesús Pozo, en representación de sus homólogos de la región, dijo que los pueblos de Centroamérica deben asumir la "responsabilidad de construir la unidad de la nación centroamericana que fue el sueño y el legado de Francisco Morazán".

Agregó que el 190 aniversario de la independencia debe servir para reafirmar el compromiso de los pueblos centroamericanos de enfrentar juntos problemas comunes como la delincuencia, el crimen organizado, el cambio climático y los desastres naturales.

El canciller Rodas, por su parte, recordó que la integración de Centroamérica fue interrumpida por conflictos armados en la década de 1980, pero que el proceso se retomó con los Acuerdos de Esquipulas, firmados en esa localidad de Guatemala y que sentaron las bases para la pacificación e integración política y económica de la región.

La integración de Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Nicaragua se reactivó y se han ido sumando otros países, como Belice, Panamá y República Dominicana, recordó Rodas.