El vicesecretario general de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha señalado hoy que la primera medida que aplicará su partido en caso de llegar al poder es la de poner en marcha una ley de emprendedores que favorezca la creación de empleo.

En declaraciones al programa "59 segundos" de TVE González Pons ha dicho que de momento su partido se compromete "a no subir los impuestos y a bajar algunos cuando llegue al gobierno", lo que posteriormente "y en función de lo que nos encontremos" podrá matizarse para determinar la velocidad a la que se reducirá la presión fiscal.

González Pons ha afirmado que "no me arrepiento" de haber dicho que el PP aspira a recuperar 3,5 millones de puestos de trabajo, lo que será potenciado desde las medidas del programa electoral para conseguirlo.

"Estoy muy contento de que esto me persiga siempre. Ojalá a todos los políticos les persiga esto", ha aseverado.

El vicesecretario popular ha dicho que no se bajará el sueldo a los funcionarios si gobierna el PP y que la salida de la crisis no se hace por la vía de los recortes ya que "los recortes se hacen cuando no se pueden o no se quieren hacer las reformas".

González Pons ha opinado que "el empleo no lo crea la reforma laboral" y sí el crecimiento económico por lo que "no somos partidarios de favorecer el despido si no de favorecer la contratación".

En este sentido enmarca una reforma laboral en la que se cree un modelo único de contrato estable, la reforma del sistema de negociación colectiva y el otorgar un estatuto laboral específico a las pequeñas y medianas empresas y a los trabajadores autónomos.

El político popular se mostró partidario de emprender la reorganización territorial de España porque "tenemos infinitamente más administración de la que somos capaces de mantener".

"Hay que reorganizar la administración española sin perder autonomía política y evitando que la autonomía política se traduzca en muchos casos en más burocracia".

Ha descartado pactos a nivel nacional con el partido de Álvarez Cascos ya que es regionalista y "me parece fuera de lugar que un partido asturianista se presente en otros lugares".

El político popular ha confirmado que habrá debates electorales entre los dos máximos candidatos a la presidencia del Gobierno y ha considerado que algunas de las grandes reformas pendientes para la próxima legislatura, como en educación o regulación del mercado energético, no se podrán hacer sin acuerdo con el PSOE.