El mexicano Sergio 'Checo' Pérez, que disputa el Mundial de Fórmula Uno con Sauber y que pertenece al programa de pilotos jóvenes de Ferrari, probó hoy, jueves, un monoplaza de esta escudería en el circuito italiano de Fiorano

Pérez, que pasó las dos jornadas previas ante un simulador en Maranello, se subió hoy al F60, el coche con el que Ferrari disputó el Mundial de 2009 y con el que dio 35 vueltas al circuito -de 3.021 metros- para completar un total de 105 kilómetros.

'Checo', que coincidió en la sesión con otro piloto de la FDA (Academia de Pilotos de Ferrari), el francés Jules Bianchi, mostró su gran alegría tras las pruebas efectuadas hoy.

"Ha sido un día muy especial para mí. Quiero dar las gracias a Ferrari por haberme dado la oportunidad de probar su coche. Nunca olvidaré este día", indicó Pérez, nacido hace 21 años en Guadalajara y una de las grandes promesas dentro de la F1, categoría en la que debutó esta temporada.

'Checo', que el pasado domingo tuvo que abandonar en Monza debido a una rotura de la caja de cambios de su Sauber, cuando estaba efectuando una buena carrera en el Gran Premio de Italia, ha puntuado en dos carreras desde que está en F1: fue noveno en el Gran Premio de España, disputado en Montmeló; y séptimo en el de Gran Bretaña, en Silverstone.