Estados Unidos se manifestó en contra de la caza comercial de ballenas por parte de Islandia.

El presidente Barack Obama envió el jueves una notificación al Congreso apuntando que la caza islandesa de la rorcual común, o ballena de aleta (Balaenoptera physalus), una especie en peligro de extinción, está dañando los esfuerzos internacionales de protección de la especie.

La delegada estadounidense para la Comisión Internacional para Caza de Ballenas, Mónica Medina, calificó de inaceptable que Islandia haya ignorado la moratoria en la caza comercial de ballenas de la Comisión.

Obama ordenó a los funcionarios estadounidenses que visiten Islandia para exponer sus preocupaciones.