El cruce fronterizo de San Ysidro, el de mayor tránsito en Estados Unidos, permanecerá parcialmente cerrado después de que un andamio se desplomó sobre más de una decena de automóviles, informaron el jueves las autoridades.

Se desconoce cuándo volverá a operar a su capacidad usual, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Cuadrillas de trabajadores retiraban escombros mientras las autoridades intentaban determinar qué provocó que una plataforma de construcción se cayera la víspera en el cruce de San Ysidro, en San Diego, frente a Tijuana, México.

Chris Maston, director de operaciones de campo de la oficina de aduanas, dijo que han pasado más de 30 años desde la última vez que el cruce cerró por completo. Maston indicó que el tránsito estaba "muy manejable" el jueves, a pesar de que permanecen cerrados 11 de los 24 carriles para vehículos que ingresan a Estados Unidos.