En algunas islas de las Maldivas poblaciones enteras han sido trasladadas a otros lugares debido al aumento del nivel del mar, dijo el jueves un ministro de ese archipiélago al recordar que el cambio climático tiene un costoso precio para las naciones isleñas de muy baja altitud.

A los escépticos sobre el cambio climático les basta con contemplar este país, un archipiélago en el Océano Indico y otras naciones a nivel del mar para ver los efectos en el medio ambiente, dijo el ministro del Medio Ambiente, Mohamed Aslam.

"En las últimas dos o tres décadas, hemos trasladado poblaciones enteras de una isla a otra simplemente porque no era sostenible la vida en esas islas", dijo en una conferencia del Banco de Desarrollo Asiático sobre las migraciones causadas por el cambio climático.

No aclaró cuántas personas fueron obligadas a trasladarse, aunque cada isla tiene unos pocos miles de habitantes.

Con una población de casi 313.000 personas, las Maldivas forman la nación asiática más pequeña en población y territorio. El promedio de altitud del suelo es 1,5 metros (5 pies) sobre el nivel del mar. El punto más elevado del país apenas alcanza los 2,3 metros (7 pies 9 pulgadas), por lo que es extremadamente vulnerable ante el avance del mar.

Aslam dijo que en zonas de su país, el agua potable es rara, con plantas dedicadas a la desalinización. La composición química del suelo también ha cambiado, y algunas plantas no pueden crecer, además de sufrir muchas islas los efectos de la erosión.

Las Maldivas figuran entre las primeras víctimas de aumento del nivel del mar, a medida que se derriten los glaciares debido al calentamiento global y sus funcionarios defienden con ardor una política contra el cambio climático.

.