El nuevo general director de Carabineros de Chile, Gustavo González Jure, asumió hoy el cargo tras la polémica salida de su antecesor, Eduardo Gordon, acusado de haber interferido para alterar el informe policial de un accidente de tráfico protagonizado por su hijo.

González Jure, que se desempeñaba como general subdirector y por tanto era el segundo hombre al frente de la institución, recibió el bastón de mando de manos de Gordon, en una ceremonia presidida por el presidente chileno, Sebastián Piñera.

Al presentar su renuncia, el pasado 2 de septiembre, Gordon negó haber tratado de cambiar el parte policial, y ese mismo día el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, confirmó que el informe había sido alterado, pero exoneró a Gordon de toda culpa.

La dimisión se produjo en medio de las críticas a Carabineros por la muerte de un joven que recibió un disparo de un agente mientras observaba los disturbios que se produjeron en el marco de un paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la principal de Chile.

Por esos hechos, Eduardo Gordon había anunciado el retiro de cinco oficiales, un suboficial y otros tres carabineros, presuntamente vinculados con la muerte de Manuel Gutiérrez, de 16 años, ocurrida el pasado 26 de agosto.

En tanto, el diario La Tercera informó hoy de que su sustituto tuvo que declarar en 2003 por la desaparición de un agente de la Dirección de Inteligencia del Ejército (Dine), Guillermo Jorquera, el 23 de enero de 1978, durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Según el rotativo, Jorquera fue detenido al intentar asilarse en la Embajada de Venezuela.

Ese día estaba de guardia en la sede diplomática el agente Carlos Garrido, que en 2002 declaró que, tras detener a Jorquera, "dio cuenta" de los hechos a Gustavo González.

Después, el carabinero Guillermo Jorquera fue trasladado a una comisaría y nunca más se supo de él.

El hoy general director de la institución fue citado a declarar en 2003 y dijo entonces que no recordaba este episodio.

Gustavo González fue interrogado en una sola ocasión y se descartó su participación en los hechos.

Los familiares de víctimas de la dictadura expresaron hoy su preocupación por esta designación.

"Nos parece gravísimo, extremadamente delicado. Estamos frente a un sujeto que está sindicado como criminal, como represor de la dictadura, que participó en el secuestro y desaparición de una víctima", manifestó la presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro.