Las fuerzas sirias lanzaron gases lacrimógenos contra un grupo que asistía a un funeral, horas después que el embajador estadounidense Robert Ford y otros diplomáticos occidentales expresaran sus condolencias a los familiares de un activista de los derechos humanos muerto la semana pasada, dijeron el miércoles otros activistas.

El incidente podría aumentar las tensiones entre Washington y Damasco, que acusó a Estados Unidos de incitar a la violencia en Siria. Las autoridades criticaron además las dos visitas anteriores de Ford a las regiones central y meridional del país.

El régimen sirio intenta aplastar una insurrección popular iniciada hace 6 meses y para ello ha matado a más de 2.600 personas, según cálculos de la ONU.

Ademas, las fuerzas sirias realizaron el miércoles redadas en la provincia norocidental de Idlib y la región central de Homs, dijo desde Londres el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. No quedó en claro si hubo bajas.

Las redadas ocurrieron al día siguiente de que más de 20 personas fueran muertas en Siria, según el Observatorio y Mustafa Osso, un activista basado en Siria.

Osso, que regenta los Comités locales de Coordinación, una red de activistas, dijo que el ataque ocurrió el martes por la noche, después que Ford y otros empleados de la embajada abandonaron la reunión en el suburbio damasceno de Daraya.

Osso dijo que la tropa lanzó gases lacrimógenos contra la carpa en que se encontraban los familiares y amigos de Ghayath Mattar, aunque no hubo heridos.

Mattar fue detenido el 6 de septiembre y su cadáver fue devuelto a su familia el fin de semana.

Un funcionario de la embajada estadounidense confirmó la visita de Ford, e indicó que iba acompañado por otros diplomáticos. Un video aficionado colgado en YouTube mostró a Ford y a varias personas más en una concentración mientras eran leídos versículos del Corán por unos altavoces.

___

Bassem Mroue: http://twitter.com/bmroue