Aunque apenas inicia la competición, para Jon Beason, apoyador de los Carolina Panthers, la temporada ya concluyó, debido a que presenta un desgarre en el tendón de Aquiles de la pierna izquierda.

El apoyador estelar no tiene posibilidades de continuar jugando durante el resto de la temporada, de acuerdo con el entrenador en jefe de los Panthers, Ron Rivera.

El entrenador, quien concluido el juego de los Panthers contra los Arizona Cardinals dijo que la lesión era severa, posteriormente la calificó como "extrema".

Beason se lastimó tratando de detener al ala cerrada de los Cardinals, Jeff King, que tuvo una recepción de touchdown de 48 yardas durante el tercer cuarto. El apoyador cayó al césped y no pudo ponerse de pie por sí mismo, por lo que tuvo que ser transportado al vestidor en un carro.

Beason, seleccionado en la primera ronda en el draft del 2007, ha iniciado 65 partidos consecutivos y ha sido elegido a tres equipos de Pro Bowl de manera continua.

Recientemente firmó una extensión de cinco años con los Panthers que valió más de 50 millones de dólares.