El internacional italiano Giuseppe Rossi reconoce que está contento de seguir siendo jugador del Villarreal y asegura que no se arrepiente de haber permanecido en el equipo castellonense y no haber fichado por otro club.

"Me siento respetado y estoy contento de estar donde estoy. No (me siento infravalorado por haber permanecido en este club), porque estamos en Champions y el Villarreal está entre los mejores", afirma el joven delantero en una entrevista publicada hoy por el diario deportivo italiano "La Gazzetta dello Sport".

"Pepito", como se le conoce en Italia, estuvo este verano en la agenda de grandes equipos como el Juventus o el propio Barcelona, pero finalmente permaneció en el club castellonense de Fernando Roig, al que llegó en 2007 con solo 20 años.

"El mercado es extraño, quizá nadie sabe, ni siquiera yo, cómo terminan las negociaciones (entre las entidades y los representantes), pero no me arrepiento de nada", insiste Rossi, que en los últimos meses se ha convertido también en la referencia atacante de la selección italiana.

El futbolista, que hoy se enfrenta al Bayern Múnich en el primer partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones, reconoce que el grupo A, en el que está el Villarreal, es el "más duro" de todos, pero niega que el "submarino amarillo" sea uno de los equipos con menos posibilidades para pasar a la siguiente ronda.

"No estoy de acuerdo (con los que dicen que el Villarreal y el Nápoles jugarán por un puesto en la Liga Europa). Es el grupo más duro del campeonato, con grandes equipos y fichajes de lujo. Pero no somos menos favoritos por eso: no se pasa de ronda con el nombre", advierte Rossi, quien ya anotó dos goles en la fase previa de la Champions.

El delantero confía en las posibilidades del Villarreal en el partido de hoy contra el Bayern y, cuando le recuerdan el gran arranque liguero de los alemanes (han marcado 22 goles en 8 partidos y en la última jornada ganaron 7-0), el italiano comenta que en la Liga de Campeones los castellonenses quieren "imponer" su juego.

"No cambiaremos de filosofía con el Bayern" a pesar de sus buenos resultados, subraya Rossi, quien asegura que, por el momento, el Villarreal solo piensa en el Bayern y que en el futuro lo harán con los otros dos rivales que completan el grupo, el Nápoles y el Manchester City.