Agentes mataron a cuatro hombres armados en un enfrentamiento a balazos que llevó a la liberación de cinco víctimas de secuestro en el estado de Michoacán, dijo el miércoles la policía.

Los presuntos delincuentes habían secuestrado a dos mujeres y tres menores de edad a inicios de este mes utilizando una patrulla falsa y uniformes falsos de la policía federal, informaron las autoridades.

Un comunicado de la Policía Federal informó que los hombres muertos tenían vínculos con los Caballeros Templarios, un apéndice del cártel pseudorreligioso La Familia. La Policía Federal agregó que la patrulla falsa fue utilizada para realizar varios crímenes en el estado, ubicado en el occidente del país.

Los dos grupos delictivos ahora se están peleando en Michoacán ocasionando una intensificación de la violencia en el estado.

También en Michoacán, autoridades federales están investigando el origen de folletos supuestamente entregados por los Caballeros Templarios alertando a los residentes de posibles ataques por parte de otro cartel en el Día de la Independencia, a celebrarse este jueves.

Los fiscales federales están investigando la distribución de los folletos en la ciudad de Apatzingán.

Un oficial estatal y otro federal hablaron con The Associated Press sobre el contenido de los panfletos y la investigación bajo la condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar con la prensa.

Los folletos recomiendan a las familias no estar en lugares que pudieran ser atacados durante las fiestas patrias y hacen referencia a un atentado con granada que mató a ocho personas e hirió a decenas en la principal plaza de Morelia el 15 de septiembre de 2008. Los panfletos aseguran que los Zetas están detrás de las amenazas.

"Todos podemos proteger a este pueblo y su gente de personas que sólo buscan dañarnos", decían los panfletos.

La Secretaría de Gobernación (Ministerio del Interior) informó que las autoridades en todo el país están preparados para asegurar la seguridad de la gente durante las celebraciones que se llevan a cabo el 15 de septiembre y pasada la medianoche.

Las batallas entre los carteles de las drogas y la ofensiva de México contra ellos ha dejado más de 35.000 muertos desde diciembre de 2005, de acuerdo con un conteo oficial. Otros grupos dicen que son 40.000 víctimas.

Uno de los peores ataques en la guerra contra el narcotráfico fue un incendio que mató a 52 personas en un casino de la ciudad norteña de Monterrey.

Jorge Domene, vocero de seguridad del estado de Nuevo León, dijo que la policía está investigando un triple homicidio de quienes se cree son los padres y hermano de un policía estatal que fue arrestado por ser sospechoso de vigilar para los delincuentes.

La policía investiga si los Zetas, acusados de incendiar el casino, se vengaron del policía estatal después de que las autoridades dieron a conocer el miércoles más información sobre fugitivos que todavía son buscados por este caso.

___

El periodista de The Associated Press Porfirio Díaz colaboró con este reporte en Monterrey, México.