El gobierno peruano recibió su desagrado por la decisión de la justicia argentina de absolver al ex presidente argentino Carlos Menem en un proceso penal por contrabando de armas a Ecuador en 1995, cuando este país sostenía un conflicto bélico con Perú, dijo el miércoles el canciller Rafael Roncagliolo.

"(La noticia) obviamente nos llena de malestar", expresó el canciller al ser consultado por la emisora Radioprogramas.

En la víspera un tribunal de Buenos Aires consideró a Menem, de 81 años, inocente por el delito de contrabando agravado por un caso de venta de armamento a Ecuador y Croacia, países entonces involucrados en conflictos armados y sobre los que pesaban embargos de las Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Argentina era además país garante de un tratado de paz entre Ecuador y Perú, que se enfrentaron en una guerra fronteriza entre enero y febrero de 1995.

En marzo de 2010 la presidenta argentina Cristina Fernández expresó durante una visita en Perú un desagravio al país por el incidente. En los últimos 16 años ningún presidente argentino había visitado Perú.

Roncagliolo dijo que el estado peruano se sintió entonces muy complacido por las declaraciones y actitud de la presidenta Fernández y que es el deseo del actual gobierno mejorar las relaciones con Argentina.

"De alguna medida estamos en deuda con Argentina, porque en las relaciones bilaterales han sido mucho más las manifestaciones de acercamiento argentinas que las nuestras. Eso es lo que estamos tratando de recuperar ahora", anotó.