Las bolsas de valores subieron el miércoles pese a la degradación de la calidad crediticia de dos de los bancos más importantes de Francia, ante la esperanza de que se pueda evitar la bancarrota de Grecia.

La empresa calificadora Moody's bajó la calidad crediticia de los bancos franceses Societé Generale y Credit Agricole tras un período de enorme volatilidad en los mercados.

La canciller Angela Merkel, el presidente francés Nicolas Sarkozy y el primer ministro griego George Papandreou se comunicaban por teleconferencia en las próximas horas, tras el consejo de ministros convocado por Papandreou para acelerar las reformas fiscales.

En Francfort, el DAX subía un 1,6% a 5.248 mientras que en Londres el FTSE 100 ganaba un 1,1% a 5.230 y en París el CAC-40 avanzaba un 1,4% a 2.934.

En Hong Kong, el índice Hang Seng revertió las pérdidas iniciales para cerrar en alza del 0,01% a 18.045,44 puntos.

En Shanghai, el índice compuesto también se recuperó y ganó un 0,6% a 2.484,83 unidades. Los mercados en Singapur, Malasia e India también ganaron.

Sin embargo, en Tokio el índice Nikkei 225 extendió las pérdidas de las primeras horas y terminó con una caída del 1,4% a 8.518,57 puntos.

En Seúl, el Kospi fue el que perdió más con un 3,5% a 1.749,16 puntos. Los mercados en Australia y Nueva Zelanda también retrocedieron.

Sin embargo, para Wall Street se esperaba otro panorama. Los contratos a término del Dow Jones bajaban un 0,2% a 11.000 mientras los del S&P 500 retrocedían un 0,5% a 1.160.

En tanto, el euro cotizaba a 1,3680 dólares y el dólar a 76,99 yenes ante los 76,94 yenes del martes. El euro bajaba a 1,3647 dólares respecto de 1,3693 del día anterior.

El petróleo de referencia para entrega en octubre iba perdiendo 1,03 dólares a 89,18 dólares el barril en la contratación electrónica de la Bolsa de Matarias Primas de Nueva York. El contrato subió 2,02 dólares para terminar en 90,21 dólares por barril en dicha plaza el martes.