La capa de hielo en el Ártico ha caído a un nivel mínimo histórico, según se desprende de las mediciones de los satélites de observación de la Tierra.

La Agencia Espacial Europea (ESA) informó hoy de que en "los últimos cinco años se ha observado la extensión de hielo más baja desde que comenzó la medición con satélites en los años setenta".

Los satélites que observan la Tierra permiten medir la cantidad de hielo en áreas inaccesibles, como el Ártico.

Este año, la extensión de hielo en el Ártico es comparable al mínimo de 2007, añadió la ESA.

En este sentido, los científicos de la Universidad de Bremen consideran que la extensión de hielo a comienzos de septiembre ha caído por debajo de los valores mínimos registrados hasta ahora.

La ESA publica además una imagen del océano Glacial Ártico formada mediante varias fotografías que el satélite Envisat obtuvo entre el 9 y el 11 de septiembre y en la que se puede ver en color azul las áreas en las que la extensión de hielo supera el 80 % de la superficie marina cubierta de hielo.