Grupos de manifestantes que reclamaban el retiro de los efectivos de las Naciones Unidas de Haití chocaron el miércoles con la policía frente al Palacio Nacional.

Los manifestantes apedrearon a los policías y éstos respondieron con gases lacrimógenos. Al dispersarse la multitud de centenares, varios huyeron al Campo de Marte, el parque que se convirtió en un campamento de carpas y chozas después del sismo de enero del 2010.

Al parecer no hubo heridos entre los manifestantes, quienes reclamaron el retiro de los efectivos de la ONU que han ayudado a mantener el orden en el país desde el 2004, cuando se desató la violencia política.

Los manifestantes también se quejaron por la supuesta agresión sexual contra un joven haitiano de 18 años por parte de efectivos uruguayos de la ONU en la ciudad de Port-Salut en julio.

"Participamos en una marcha pacífica para pedir la salida de MINUSTAH del país", dijo Christo Junior Cadeta, refiriéndose a la fuerza de la ONU por sus siglas en francés.

La ONU tiene 12.000 soldados y policías en Haití, pero no se vio a ninguno de ellos cuando los manifestantes chocaron con la policía.

Se prevé que el presidente Michel Martelly solicitará la renovación del mandato de la ONU, que expira en octubre.

La fuerza internacional ha estado en Haití después de una violenta rebelión que derrocó al presidente Jean Bertrand Aristide en 2004. Ha sido objeto de quejas durante años, pero las críticas arreciaron en las últimas semanas cuando apareció un video en el que se ve a varios soldados de la ONU presuntamente abusando del joven haitiano.