El FBI investiga la filtración en internet hoy de unas fotografías de desnudo que presuntamente se tomó a sí misma la actriz Scarlett Johansson con su teléfono móvil y que habrían caído en manos de piratas informáticos, informó hoy Los Angeles Times.

Las dos imágenes fueron difundidas a lo largo de la jornada por numerosos blogs sobre famosos.

En una de ellas se puede ver a Johansson tumbada sin ropa retratándose de la cintura para arriba, mientras que la otra consiste en una instantánea de su cuerpo por la espalda.

A pesar de que se especula que las fotografías estén trucadas y se pudiera tratar de un montaje, el FBI aseguró a los medios estadounidenses que está "al corriente del supuesto pirateo" y lo está investigando.

La actriz no ha respondido públicamente aún al incidente, aunque la web TMZ afirmó que el entorno de la protagonista de "Lost in Translation" (2003) considera que lo ocurrido responde a un "acto delictivo".

Johansson, de 26 años, fue una de las famosas cuyo nombre salió a la luz el pasado marzo como posible víctima de una red de "hackers" cuyo objetivo era asaltar cuentas de correo electrónico y dispositivos móviles de personalidades del espectáculo en busca de material íntimo.

La actriz Vanessa Hudgens ("High School Musical", 2006) es otra de las artistas que sufrió el acoso de esos piratas informáticos.