Pocos clubes tendrán tanta presión por ganar en la Liga Europa como Paris Saint-Germain, que gastó más de 85 millones de euros (117 millones de dólares) en refuerzos desde que fue comprado por el jeque Tamim Bin Hamad Al Thani.

Para equipos como Shamrock Rovers, el comienzo del torneo el jueves es una oportunidad para darse a conocer en la competencia de segunda línea de clubes europeos.

El último triunfo europeo de PSG fue en 1996, cuando el equipo francés ganó la ahora extinta Copa de Campeones.

"Siempre queremos llegar lejos en la Liga Europa", comentó el zaguero de PSG, Zoumana Camara. "El plantel es más grande esta temporada y tenemos que avanzar de la etapa de grupos para aspirar a algo en esta competencia. Y porqué no ganarla".

Paris Saint-Germain, cuyo refuerzo estelar fue el argentino Javier Pastore, comienza el torneo contra el equipo austríaco Salzburgo. Luego enfrentará a Athletic de Bilbao y Slovan Bratislava en otros duelos por el Grupo F.

"A pesar de lo que se dice, este grupo no es tan fácil", señaló Camara. "Tenemos que estar atentos de todos".

Atlético de Madrid, que ganó el título de la Liga Europa en 2010, ocupa el grupo más difícil. El jueves recibe a Cletic, y también chocará con Udinese y Rennes.

En el Grupo A, Shamrock Rovers se convirtió en el primer equipo irlandés que disputa la fase de grupos de un torneo de la UEFA. Debuta en casa contra Rubin de Kazán.

"Estamos con los grandes", señaló el volante de Shamrock Rovers, Stephen O'Donnell.

Tottenham, que la temporada pasada disputó la Liga de Campeones, visitar a PAOL Salónica en Grecia, un "inconveniente" para el timonel de los Spurs, Harry Redknapp.

"Tengo que llevarlos a Grecia para el jueves, volver el viernes y lugar contra Liverpool el domingo", señaló Redknapp. "Quiero guardarlos para el domingo".

Los dos mejores de cada uno de los 12 grupos avanzarán a la siguiente ronda, junto con los ocho terceros de la fase de grupos de la Liga de Campeones.