El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo hoy que una eventual quiebra de Grecia y su salida del euro tendrían consecuencias económicas y sociales enormes.

"Quisiera decir a todos aquellos que piensan que Grecia estaría mejor fuera del euro: estoy en desacuerdo. Ni Grecia ni Europa estarían mejor", señaló ante el pleno del Parlamento Europeo.

"Se mire como se mire está claro que una quiebra, o si Grecia saliera de la zona euro, conllevaría consecuencias económicas y sociales enormes, no solo para Grecia sino para toda la eurozona, todos los Estados miembros de la UE y nuestros socios en todo el mundo", añadió.