Legisladores republicanos y demócratas coincidieron el miércoles en la conveniencia de revitalizar la visa EB-5 que Estados Unidos concede a inversionistas extranjeros como una manera de contrarrestar el elevado desempleo que aqueja a la economía norteamericana.

El representante republicano Elton Gallegly expresó durante una audiencia del subcomité de inmigración, que él preside en la cámara baja, su disposición a examinar cuan efectiva es la visa para inversionistas en la creación de empleos y los beneficios de renovar un programa piloto de centros regionales que canaliza los fondos extranjeros a los sectores económicos más necesitados.

El programa piloto de centros regionales, que expirará este año, ha creado o protegido 65.000 empleos y ha permitido la captación de 3.000 millones de dólares, señaló el republicano Lamar Smith, presidente del comité judicial de la cámara baja.

El programa creado en 1992 estipula que la oficina de inmigración y aduanas (USCIS por sus siglas en inglés) otorga la designación de centros regionales a una entidad económica, pública o privada, involucrada en la promoción de crecimiento económico, aumento de la productividad regional, de la creación de empleo y de la inversión doméstica. La página web muestra 183 centros regionales a lo largo del territorio estadounidense.

Smith explicó que el programa de centros regionales "se ha convertido en el elemento más usado del programa de visas a inversionistas. La inversión a través de centros regionales es atractiva a inversionistas potenciales porque quedan exentos de la responsabilidad de llevar una empresa nueva y pueden contar creación de empleos indirectos para su requisito de empleos creados".

Los beneficiarios de la visa EB-5 se comprometen a crear en territorio estadounidense actividad comercial con una inversión de al menos medio millón de dólares y generar al menos 10 empleos a tiempo completo.

Pero Gallegly describió a la visa para inversionistas como "subutilizada" porque el departamento de seguridad nacional apenas designó 2.840 residencias permanentes a inversionistas extranjeros en 2010, pese a que dispone de una cuota anual de 10.000. "El programa tiene el potencial de ser un generador de empleo aún más grande", dijo.

La representante Zoe Logfren, principal demócrata en el subcomité, coincidió con Gallegly en que el programa de centros regionales está subutilizado y lo atribuyó a dos causas: a la incertidumbre que entre inversionistas causa la expiración del programa y a la insuficiente coherencia del gobierno estadounidense en la adjudicación de las visas.

Según Logfren dijo que USCIS "comenzará a aplicar procesos nuevos este mes para agilizar el proceso de solicitudes de EB-5. Pero hasta que el programa piloto de centros regionales sea permanente, la incertidumbre continuará debilitando su capacidad de atraer la máxima cantidad de inversiones generadoras de empleo".

El aparente consenso bipartidista existente respecto a la visa para inversionistas contrasta con las severas críticas demócratas a proyectos de ley presentados recientemente por la bancada republicana.

Esos proyectos de ley incluyen la eliminación de la lotería de visas, la obligatoriedad del E-Verify, una base de datos que permite a los patronos verificar si sus empleados están legalmente autorizados para trabajar en Estados Unidos y la eliminación hasta el 21 de enero del 2013 de la autoridad discrecional que goza el mandatario Barack Obama para conceder estatus migratorios extraordinarios o postergar la deportación de extranjeros sin antecedentes criminales.

___

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo